CryptoKitties el exitoso juego de Ethereum donde la gente está pagando miles de dólares por un gatito – Repsodia

CryptoKitties el exitoso juego de Ethereum donde la gente está pagando miles de dólares por un gatito

Una nueva locura en el mundo de las criptomonedas: los gatitos

Un juego llamado CryptoKitties, construido en el blockchain de Ethereum, se volvió viral desde su lanzamiento la semana pasada, y los jugadores gastaron miles de dólares en éter (moneda de Ethereum) en… gatos digitales.

Sin embargo, un problema ha surgido a causa de esto. El juego es tan popular que está obstruyendo la red de la criptomoneda.

El juego de gatitos digitales no es nuevo en el mundo de la red. Fue creado por el estudio AxiomXen y básicamente se trata de comprar e intercambiar gatos en este formato, una vez que te inicias en el juego, puedes criarlos y obtener otros nuevos.

Cada mascota tiene una serie de rasgos que pueden transmitir a su descendencia. Algunas de estas características son más raras que otros, de ahí su valor; por lo que todos los usuarios se encuentran tratando de descubrir el algoritmo que permita criar gatos con rasgos específicos y raros.

Lo interesante aquí, viene al momento en el que se compra un gatito y el uso del éter entra en juego. Si quieres adquirir un gato “generación 0” con rasgos de jaguar pueden costarte alrededor de 70 ETH, más o menos 23 mil 676 dólares. Ese precio es mucho más alto que cualquier gato real pudiera alcanzar, e incluso algunos con rasgos más especiales han llegado a ser vendidos por 117 mil dólares.

Al funcionar con Ethereum, CryptoKitties tiene un rasgo especial que otros juegos similares no tienen. Una vez que compras tu gato, está escrito en la cadena de bloques y a menos que lo vendas, es tuyo para siempre, incluso si el juego se cierra en algún momento

Actualmente, aproximadamente el 11.8% de todas las transacciones realizadas en la red de Ethereum son a causa de este juego. Debido a lo popular que se ha vuelto el juego hay más de 10 mil transacciones pendientes en su mercado, cuando típicamente el número siempre es mucho más bajo.