Un ex director de Google te comparte 3 sencillas preguntas que debes hacerte antes de renunciar a tu trabajo - Repsodia

Un ex director de Google te comparte 3 sencillas preguntas que debes hacerte antes de renunciar a tu trabajo

Tiene muchísima experiencia en cambiar de empleos durante su carrera

Mike Steib, CEO de la compañía de medios estadounidense XO Group, ha reunido una gran experiencia para cambiar de roles de trabajo durante su carrera.

Su primer puesto fue como analista de negocios en la firma McKinsey. Desde entonces, ha sido líder de negocios digitales en NBC Universal y director de nuevas plataformas en Google.

Ahora dirige XO Group, una compañía que ayuda a las personas a planear los grandes eventos de sus vidas, como bodas o aniversarios.

En una entrevista con Business Insider, Steib compartió tres preguntas que él se hizo en las diferentes ocasiones en las que estaba pensando cambiar de trabajo.

Te las presentamos:

1 ¿Estoy motivado?

Lo primero que debes pensar, según Steib, es lo que importa para ti y el impacto que quieres tener.

Es relevante saber si te encuentras en un trabajo que se alinee con tus prioridades. Así que si estas en un lugar donde no estás motivado a construir o aportar en alguna meta u objetivo, tal vez deberías ir a otro lugar.

2 ¿Estoy aprendiendo y desarrollándome?

La segunda pregunta se trata de estar en el lugar correcto en el momento adecuado. Hubo un momento en el que Steib sabía que quería trabajar con las mejores mentes de la tecnología: entonces se dirigió a Google.

Debes trabajar en un lugar que te otorgue un poder especial sobre las cosas que necesitas aprender, y las experiencias y habilidades que necesitas construir para desarrollar tu carrera.

3 ¿Tengo un buen jefe?

Hay una teoría que dice que las personas dejan a los jefes, no a las compañías, y Steib está de acuerdo. Si el tuyo no está siendo un buen guía, entrenador o mentor, es hora de considerar saltar de su nave.

Los malos jefes son personas que no se preocupan por su equipo. También fallan en asumir la responsabilidad cuando las cosas van mal. Por otro lado, los buenos contratan personal capaz y les dedican tiempo entrenándolos y asignándoles desafíos.